Un Viaje de Diez Metros

Un Viaje de Diez Metros
¿Te ha gustado?

Cuanto tiempo sin hablar de una película. La verdad es que, últimamente, he estado muy centrado en las series, dejando un poco de lado el celuloide. Pero sólo un poco, porque cuando puedo me veo alguna película que otra. Pero ver una que te llame la atención es una tarea un tanto difícil. Pero como en El Rincón de Netflix lo que queremos es facilitaros esa labor, pues hoy os traigo una de esas películas tiernas que, a priori, viendo su cartel no te dicen nada, pero que cuando la terminas de ver te dan esa satisfacción de haber estado entretenido dos horas con una bonita historia. Hoy os quiero recomendar Un Viaje de Diez Metros.


Solo en Netflix España


Un Viaje de Diez Metros

Hassan es un joven indio con un don muy especial, siente la cocina como nadie en su familia. Debido a un trágico suceso, Hassan y su familia se ven forzados a buscar una vida mejor fuera de India.

Un hecho fortuito hará que encuentren lo que buscan en un pueblecito francés en medio de los Alpes. Su visión, montar un restaurante indio en Francia para que los locales prueben las exquisiteces de su cocina. Pero no será tarea fácil ya que tendrán un gran handicap en su nueva aventura, en frente de su local ya existe otro restaurante; francés y con una estrella Michelín.

Fusión

A partir de ahí se desarrollará una guerra entre ambos restaurantes que no los llevará a ningún lado, sino todo lo contrario. Y es que ¿Por qué ambas cocinas han de estar enfrentadas? ¿Quién dijo que la cocina refinada francesa no pudiese fusionarse con la clásica hindú?. Ambas respuestas las encontramos en esta cinta, que sigue la tradición de otras películas de corte similar en mostrarnos la exquisitez de la cocina, la elaboración de los platos y su presentación en la mesa. A parte de introducirnos en el mundo de la alta hostelería pero de una forma nada técnica y muy llevadera.

Maison Mumbai

Nombre del restaurante que regentan los Kadam. Su idea, que los franceses descubran los sabores de la cocina india. Al frente de los fuegos está Hassan, su chef y protagonista absoluto de esta historia. Está interpretado por el actor americano, pero de origen hindú, Manish Dayal. No lo hace mal el chico, está muy correcto en su papel. Pero quién tiene la pasta para montar todo este chiringuito es su Papa, interpretado por Om Puri, toda una leyenda de la interpretación en India.

Le Saule Pleureur

A apenas diez metros del Maison Mumbai, justamente cruzando la carretera, se encuentra este restaurante con una estrella michelín, y que se conforma con seguir con esta distinción año tras año manteniendo el buen nombre del restaurante. Ni más ni menos que la grandiosa Helen Mirren interpreta a Madame Mallory,  la dueña de Le Saule Pleureur, con una interpretación soberbia.

Si tuviera que destacar una escena de Helen Mirren escogería una que me sobrecogió, y fue por el simple hecho de lo que transmite la actriz cuando la enfocan de espaldas al probar una tortilla. Ahí es donde se ve lo buena actriz que es y cómo la expresión corporal lo dice todo. La acompaña en la cocina la joven Marguerite,  cuyo papel fue encomendado a la actriz canadiense Charlotte Le Bon. Marguerite es una aspirante a chef que ve en Hassan una dura competencia; pero con todo y con eso no dudará en ayudarle en lo que haga falta.

Los Entrantes

Pero detrás de este proyecto encontramos a personas muy importantes del mundo del cine. ¿Os suena Steven Spielberg? ¿Y Oprah Winfrey? Pues sí, en sus créditos encontramos a estos dos colosos del ‘entertaiment’ americano, en este caso como productores. Fue Winfrey la que, una vez leído el libro en el que se basa la película, quiso desarrollar el proyecto.

La película, de producción 100% americana, se estrenó en agosto de 2014 de Estados Unidos, y en España se presentó en Septiembre del mismo año en el Festival de San Sebastián, como fuera de concurso, estrenándose en salas poco después.

El Plato Principal

A la cabeza de este proyecto no está un director cualquiera. La tarea le fue encomendada al reconocido director sueco Lasse Hallström, conocido por Las normas de la casa de la Sidra, y por Chocolat, donde ya tocó el tema culinario. Como amante de la buena mesa, nos muestra planos de una belleza absoluta, haciendo que sintamos tanto la elaboración como los sabores, de los estupendos manjares realizados. Todo un gusto para la vista y para el paladar.

El Postre

Para culminar una buena comida es necesario un postre de altura, y para rematar una buena película ésta debe tener una banda sonora que la dé personalidad. La música de Un Viaje de Diez Metros es toda una delicia. Su banda sonora está creada por A. R. Rhaman, compositor cuya carrera la desarrolla mayormente en su país de origen, India, pero que últimamente ha saltado a Hollywood para varias composiciones.

Cuando era un total desconocido le descubrí por la película india Lagaan, auténtica producción de Bollywood, la cual me dejó eclipsado con sus canciones y coreografías. No supe más de él, más que nada porque a España apenas llega cine de este país, hasta que lo vi en los créditos de Slumdog Millionaire y su posterior nominación a los Oscar de 2008. Por esta película ganó dos estatuillas, por mejor música original y por mejor canción original. En Un Viaje de Diez Metros crea una fusión entre la banda sonora clásica, sonidos hindúes y un toque de música electrónica. Toda una delicia para los oídos.

Conclusión

Que si os apetece ver algo en lo que no queráis romperos la cabeza, os gusta la buena comida y la buena cocina, y os encantan las historias tiernas, Un Viaje de Diez Metros es vuestra película para los próximos días.

Creo que se trata de una bonita forma de contar que si la cocina es capaz de mezclar ingredientes para conseguir grandes sabores ¿Por qué no puede mezclar culturas y diferencias para conseguir un producto de alta calidad? Ahí lo dejo, espero la disfrutéis tanto como yo lo hice. Espero vuestros comentarios, aquí o en mi twitter @josel_castillo. Hasta la próxima.

 

Jose Luis

Aficiones? Series y cine A TOPE¡¡¡¡¡