House of Cards

House of Cards
¿Te ha gustado?

Admitámoslo, la política está de moda. Y no por todo el empacho que llevamos viviendo en España en estos últimos meses, sino porque, a parte de esto, la televisión no hace más que ofrecernos producciones en torno este tema. En menos de dos semanas se han estrenado un par de producciones con el fondo común de la política. Por parte de Antena 3 ha llegado La Embajada, y Netflix nos acaba de traer Marseille. Pero hoy vamos a centrarnos en la primera, la original, la que fue fuente de inspiración para estas dos anteriores y seguro que de alguna más. Hoy vamos a hablar de la mismísima House of Cards, bienvenidos a Washington.

Sinopsis

La acción nos sitúa a finales de 2012, cena de Nochevieja con los miembros del partido demócrata, ganador de las elecciones a la presidencia de Estados Unidos. En los siguientes días se formará gobierno y el congresista Frank Underwood tiene muy claro que será elegido, por su nuevo Presidente, para ocupar un puesto de alto cargo en la Casa Blanca, por lo que la felicidad de la velada y las ansias de más poder rebosan por todos los lados. Pero todo se tuerce cuando la jefa de gabinete del Presidente le comunica que deberá seguir estando en el congreso. Todas sus aspiraciones y el ascenso meteórico en su carrera política se viene abajo con esta noticia. Pero Frank  no se cruzará de brazos ante la decisión tomada por su Presidente y, a partir de ese momento, comenzará una particular cruzada, ayudado por su mujer Claire, donde hará lo que esté en sus manos y sin miramientos, para poder obtener lo que le corresponde, involucrando a la prensa y a sus compañeros de partido.

Lo peor del ser humano es lo mejor de la serie

Con semejantes antecedentes imaginaos lo que puede mostrar House of Cards: zancadillas, trampas, traición, manipulación, chantaje, extorsión, abuso de poder, corrupción, etc., y todo para salirse con la suya. Pero lo mejor de la serie es que los protagonistas son los villanos y, como tal, nos obliga a empatizar con ellos. Nos vuelve tan cómplices que de vez en cuando Frank Underwood se gira a la cámara y se dirige al espectador para contarnos la conclusión de la situación que está viviendo y decirnos cuál será su próximo movimiento, como si cual partida de ajedrez se tratase.

Frank y Claire Underwood

Un personaje como Frank Underwood necesitaba un actor que le diese esa personalidad tan difícil, el de ser una persona mala, ambiciosa, hipócrita, sórdida y sin escrúpulos, pero con elegancia. Y Kevin Spacey es toda una garantía para conseguirlo. Actorazo de los pies a la cabeza con un papel que, yo creo, debería ser el de su vida; o, por lo menos, con el que yo le recordaré toda mi vida. Sin menospreciar anteriores papeles que te dejan con la boca abierta como, por ejemplo, en Sospechosos Habituales. Por el lado femenino está Claire Underwood, una señora seria, fría, calculadora, que no expresa sus sentimientos porque no los tiene, e igual de mala o más que su marido. Robin Wright asume este papel con una maestría soberbia. ¿Dónde quedó esta chica de La Princesa Prometida y Forrest Gump? Irreconocible su interpretación en House of Cards. Además, su participación en esta serie no sólo ha quedado a papel protagonista, sino que, también, se ha atrevido a dirigir varios capítulos de la tercera y la cuarta temporada.

Matrimonio o contrato

Pero House of Cards no sólo se centra en mostrarnos las artimañas de un par de personas muy malas, sino que también profundiza en la relación de la pareja protagonista, y más aun conforme van avanzando las temporadas. Se suele decir que Dios los cría y ellos se juntan, pues en este serie se cumple a la perfección. Tienen tan claro cada uno su rol que no hay espacio para el error y, si éste se produce, las consecuencias no son nada llevaderas. Es más que curiosa la relación que mantienen entre ambos y su concepto de “matrimonio“. Hasta ahí puedo leer.

David Fincher, el visionario que saltó a la televisión

Sólo el tandem protagonista ya es garantía de calidad, pero si a esto le sumas que los dos primeros capítulos están dirigidos por todo un maestro del celuloide, el resultado ya es bárbaro. Estoy hablando, ni más ni menos, que de David Fincher, director de Seven, El Club de la Lucha, La Red Social y, más recientemente, la versión americana de Millennium: Los Hombres que no Amaban a las Mujeres. Con House of Cards ha creado, por ejemplo, con la simple iluminación de unas lámparas de mesa, un ambiente elegante, soberbio y serio, muy serio. Aunque sólo haya dirigido los dos primeros episodios, David Fincher continúa en el proyecto como productor ejecutivo, asegurándose que su marca continúa.

House of Cards y Netflix España

Actualmente Netflix España tiene en el catálogo 3 de sus 4 temporadas. Un tema de derechos es lo que, por ahora, la imposibilita estar al día con ella. Y es que House of Cards fue de las primeras series que produjo Netflix. En aquella época ni se le pasaba por la cabeza llegar a España, por lo que, para amortizar más aun su producto, vendía los derechos a terceros. En el caso de España los compró Canal+, actualmente Movistar+.

Conclusión

En cualquier caso, sus tres primeras temporadas son excelentes. En ellas, vamos viendo cómo el matrimonio Underwood no se parará ante nada para conseguir su objetivo y más allá. Saben perfectamente que cualquier movimiento suyo, por leve que sea, puede hacer caer ese castillo de naipes tan bien construido por otros, y sin opción a levantarse de nuevo. Viendo la serie, a veces he pensado si lo que me estaban contando ha ocurrido en la realidad política de cualquier país. Y mi conclusión es que estoy seguro de ello, pero, lamentablemente, nunca lo sabremos. Y vosotros, ¿qué opináis de House of Cards? No olvidéis comentarlo, pero, por favor, no seáis tan crueles como Frank y Claire Underwood.

 

Jose Luis

Aficiones? Series y cine A TOPE¡¡¡¡¡

  • Justina

    Genial aportación, tenía ganas de verla, pero después de este artículo seguro que empiezo a verla.
    ¡Felicidades!

     
    • Jose Luis

      Espero no te defraude Justina. Cuando la veas, vuelve y nos comentas qué te ha parecido.

       
  • Javi

    De esta serie he oído hablar mucho y según cuentas debe estar muy bien.. Quizás le de una oportunidad

     
    • Jose Luis

      Dásela Javi, solo tienes que ver la audiencias mundial de esta serie. Tanta gente no puede estar equivocada.

       
  • Manuel

    Esta serie me encanta.

    Aun no llego a entender por que Netflix no puede comprar la exclusividad de esta serie en España y tengo que esperar un año para poder ver la temporada que ya esta disponible en el resto de paises.

     
    • Jose Luis

      Pues Manuel, todo es cuestión de pasta. Imagino que si Netflix suelta lo que Movistar+ les pide no será problema. Ahora bien, si lo que M+ pide es desorbitado pues imagino que Netflix no lo verá buena inversión. No sé si sabes que en Francia ocurría lo mismo y Netflix lo ha conseguido. A ver si para España también tenemos buenas noticias el año que viene.