Código de Silencio | Burning Sands

Ya sabemos que uno de los puntos fuertes de Netflix es su producción de contenido original y el pasado mes de Marzo nos trajo Código de Silencio (Burning sands).

Sinopsis

Esta película dirigida por Gerard McMurray  y protagonizada por Trevor Jackson, Alfer Woodard y Trevante Rhodes.

Nos cuenta la historia de un grupo universitarios aspirantes a entrar en la fraternidad Lambda que tendrán que superar la conocida como “la semana infernal”. La historia se centra más en Zurich (Trevor Jackson), un genial estudiante que espera lograr lo que su padre no logró, entrar en Lamda. Para ello, él y sus compañeros tendrán que superar la semana infernal, la prueba final donde los veteranos gastarán novatadas y probarán las aptitudes, actitudes y ganas que tienen sus novatos de pertenecer a la gloriosa fraternidad de Lambda.

¿Qué Tipo de Novatadas?

Cuando decimos novatadas no nos referimos a pintarse el pelo de rosa o ir en pijama a clase o ver cuanto puedes beber en 10 segundos, se trata de pruebas duras donde se les obligan a realizar ejercicio físico, comprar cosas a los veteranos e incluso recibir palizas de éstos.

Y os estaréis preguntando, ¿quién aguantaría todo eso por esa fraternidad? Pues hay que decir que todos los miembros que pertenecieron a Lambda son importantes personas que han cosechado exito en sus distintas profesiones, por lo cual pertenecer a esta hermandad garantiza una buena salida de la universidad. Zurich al ver toda esa violencia y calamidades que pasan, sufre junto a sus compañeros un debate moral sobre rebelarse y cambiar las normas o mantener el código de silencio de las fraternidades.

Crítica

Este es el argumento de la película y ahora entramos en la crítica de ésta. Hay dos maneras de ver esta película, una es mirarla sin fijarse, sin analizar los detalles, de esta forma podemos ver una película con un argumento estándar que puede llamar la atención pero tampoco sorprendernos demasiado y en definitiva vamos a pensar que ha sido una buena película de mantita y sofá. Luego está la otra forma, la de fijarse en los matices y en los pequeños detalles que se nos muestran.

Podemos ver la evolución de Zurich, que hay que decir que es un aspecto negativo, no por el cambio en sí, sino por la progresión del mismo, y es que algo que debe ser progresivo en toda la película pasa de ir a 5 km/h a dar un acelerón de 200 km/h en los últimos 20 minutos. Pero se puede ir mascando también gracias al papel de la profesora de Zurich que hace un poco de conciencia. A través de ella se toca muy sutilmente una pequeña reflexión sobre aspectos filosóficos con Frederick Douglas de protagonista.

También veremos las novatadas y ésto es algo a destacar porque no son un simple acto ficticio, sino que están basadas en novatadas reales y ahí  la crítica junto a la actitud de muchas universidades ante ellas.

Hablando de aspectos artísticos y técnicos, no hay mucho que resaltar. Todo es correcto, bien hecho, no hay planos fantásticos ni una dirección fotográfica espectacular, pero sí bastante correcta, al igual que su vestuario, lo que nos hace localizarnos perfectamente al tiempo de la narración.

Resumen

En aspectos positivos, hay que destacar la crítica que hay en la película reforzada por la guerra moral del personaje principal.

En aspectos negativos, Código de Silencio, la falta de profundizar más en esa guerra y la progresión de ésta, la actuación de Trevor Jackson es bastante normalita y tengo la sensación que podría haber quedado mejor.

Para acabar, decir que no es ninguna obra de culto, pero sí nos puede hacer reflexionar y transmitirnos una idea. Es una buena opción para alguna tarde muerta sin ideas de que ver.