Better Call Saul

“Bien, vamos a comenzar con algo de amor duro, ¿de acuerdo? ¿Están preparados? Aquí va: ustedes dos apestan como traficantes de metanfetamina. Punto”. Si, Saul Goodman. Si no viste ‘Breaking Bad, olvida todo lo anterior y mejor llama a Saul.

¡Que tal amigos de El Rincón de Netflix! Hoy les traigo una precuela de la exitosa serie ‘Breaking Bad‘, Better Call Saul. Déjenme contarles que cuando se aproximaba el final de esta, sabía que si a un personaje iba a extrañar, ese sería Saul. Un abogado corrupto, cobarde; pero con un sentido del humor demasiado divertido.

Better Call Saul

Ambientada en 2002, seis años antes de los acontecimientos relatadas en ‘Breaking Bad‘, ‘Better Call Saul‘ es unaaslñsa¿-.’¿ precuela centrada en el personaje de James ‘Jimmy’ McGuill (Bob Odenkirk), antes de que asuma la identidad de Saul Goodman, un abogado corrupto con un humor políticamente incorrecto vinculado al mundo criminal que empieza a crear una importante red de contactos en los bajos mundos. La serie narra los acontecimientos que llevan a McGuill a convertirse en Saul antes de trabajar con Walter White (Bryan Cranston), más conocido como Heisenberg, el narcotraficante más temido de Nuevo México.

A McGuill le acompañan su hermano Chuck (Michael McKean), también abogado y máximo referente de éxito para Jimmy; Kim Wexler (Rhea Seehorn), una vieja amiga del protagonista; y Mike Ehrmantraut (Jonathan Banks), policía retirado que trabaja formalmente como investigador privado, pero que en realidad es una tapadera para su labor como el hombre que resuelve los problemas de McGuill, a menudo con métodos violentos.

Si no has visto Breaking Bad, olvídate de esta serie…

-“Está bien, es una precuela, es obvio que hay que ver la mítica serie”, dirán muchos, pero no. He tenido oportunidades de ver historias iniciales y precuelas, y les digo que a veces no es necesario, sin embargo para ver ‘Better Call Saul‘, es totalmente imprescindible haber visto ‘Breaking Bad‘, para poder disfrutarla en su plenitud.

Si bien las historias ocurren muchos años antes de conocer a White y Pinkman, estas en si se relacionan con ciertos personajes que se repiten el plato y es de total importancia tener previo conocimiento de ellos. Además, en mi humilde opinión, creo que esta serie está hecha para los rezagados ‘viudos’ de Goodman y no para un público en general.

Deja bastante que desear su inicio

Sin desviarme mucho del punto anterior, es una serie bastante lenta en sus inicios. Es por lo mismo que digo que hay que ser seguidor de Saul, para poder agarrarse, de lo que sea, y no darte la media vuelta y dejar el capítulo reproduciéndose en el abismo. Sabemos que Vince Gilligan, es fanático de la lentitud (algo parecido con los primeros 4 capítulos de Breaking Bad) pero al fin y al cabo un maldito genio.

¡Gilligan, el maldito genio!

Este es el párrafo en donde olvidan todo lo anterior, abren su cuenta Netflixbuscan ‘Better Call Saul‘, reproducen el primer capítulo y se arman de paciencia hasta llegar al capítulo 8. De aquí en adelante Vince, deja caer todo su talento y abre su buzón de correo para que le escribas lo que quieras por tenerte toda una temporada con cara de nada, para terminar metiéndote por completo en ‘Mejor llama a Saul’. Tres capítulos, sólo tres capítulos le bastaron a Gilligan, para demostrarte que es el maldito genio.

Puntuación/Recomendación

Como ya les señalé en mi post anterior mi forma de evaluar:

  • con nota de 1 a 10 y/o
  • diciendo si la serie da para una Maratón de Capítulos o no.

La verdad es que ‘Better Call Saul‘ no da para una Maratón de capítulos (carita triste) pero sólo en su inicio (carita feliz, te volvió el respiro) porque los últimos tres capítulos de seguro los verás seguidos. Aunque no he visto aún la segunda temporada por temas de tiempo, supongo yo que no decaerá. En conclusión, si viste ‘Breaking Bad’, te la recomiendo bajo tu responsabilidad y paciencia, pero te encantará.

Gracias por leer mi post, espero que te haya gustado. Si no te gustó… mejor llama a Saul. Pronto vendré con nuevas series y películas. Recuerden seguirme en mi cuenta personal de Twitter@Chalo_Cabrera.