Doctor Foster

Muy buenas netflixeros. Como ya estamos dando los últimos coletazos del verano, para los pocos días que quedan antes de volver a la normalidad absoluta, he elegido tres series de pocos capítulos. Vamos, lo que se viene conociendo de toda la vida como miniserie. Para este tipo de series, curiosamente, los británicos son los auténticos especialistas, creando productos de muy buena calidad, con grandes interpretaciones y estupendos guiones. Y para empezar elegí una que, según Netflix, tenía cuatro estrellas y media. Así que viendo semejante puntuación me dije, adelante con ella. Estoy hablando de Doctor Foster.

Sinopsis

Gemma Foster es una médico de familia de una pequeña ciudad inglesa. Está casada con Simon, un promotor inmobiliario con mucho éxito, y ambos tienen un hijo. Su vida es prácticamente perfecta, hasta que Gemma descubre un pelo rubio en la bufanda de su marido. Este pequeño hecho, insignificante a priori, hará que Gemma empiece a sospechar que su marido le puede ser infiel. A partir de ahí comenzará a fijarse más en él, en sus movimientos, en las mujeres rubias que le rodean. Y esta sospecha irá creciendo cada vez más, llegando a ser hasta obsesiva. Pero es que, razones no la faltan y a lo largo de los capítulos lo iremos viendo.

Piensa mal y acertarás

Conforme va avanzando la historia de la doctora Foster, vas viendo cómo lo que empezó como una pequeña sospecha va convirtiéndose en algo más y más serio. Y cómo es el punto de vista de ella, lo que piensa y por qué actúa así. Lo curioso es que la serie no está escrita por una mujer, sino por un hombre. Y ahí radica lo maravillosa que es esta ficción. Nos muestra de una forma intensamente elegante la inestabilidad mental de una mujer ante una posible infidelidad de su marido. Y cómo ella no para hasta descubrir que sus peores sospechas son reales. Se nota que Gemma Foster es una persona que no se conforma con un simple, me has puesto los cuernos y ahí te quedas. No, ella luchará para descubrir si su marido le es infiel. Y si es así, cómo puedo hundirlo en la miseria.

De Atracción Fatal a The Affair

Doctor Foster es una producción de la BBC cuyo estreno fue en septiembre de 2015 con gran éxito de crítica. Pero no es la única historia adúltera que hemos visto. Tanto el cine como en la pequeña pantalla nos ha mostrado, a lo largo de su historia, argumentos donde el desliz de uno, afecta y mucho al que es fiel. Hasta donde llega mi memoria la primera que más me impactó fue Atracción Fatal, donde un Michael Douglas se la pega a su mujer por una atractiva Glenn Close. Pero le sale el tiro por la culata ya que la Close estaba loca como una regadera. Vamos que metió la pata pero bien.

Otra que recuerdo que me impactó mucho, y la recomiendo al 100% es Infiel. Un historia terrible de una infidelidad, donde no se sabe qué consecuencias puede tener, tanto para uno como para el otro, semejante hecho. Diane Lane y Richard Gere extraordinarios en su interpretación. Afortunadamente, Infiel está disponible en el catálogo de Netflix, así que no os la perdáis.

¿No os acordáis que hasta en Titanic hubo una infidelidad?

Y con respecto a la televisión, no me olvido de la grandiosa The Good Wife, aunque su argumento principal va por otros derroteros. Y lo más reciente que tenemos es The Affair, una estupenda serie con dos puntos de vista para analizar, el de él y el de ella, pero ambos adúlteros.

El Equipo

Sin duda alguna quien se lleva la palma en esta serie es Suranne Jones, la actriz que interpreta magistralmente a Gemma Foster. Esta desconocida para nosotros, es una actriz británica cuyos trabajos se han centrado, prácticamente, en la televisión inglesa. Y aquí hace un papelón. Con su interpretación vives, como nunca, lo que está sufriendo esta mujer. Y cómo sus sospechas, sus ideas, su mente en definitiva, está acabando con ella, tanto personalmente como profesionalmente. Muchas mujeres que han pasado por lo mismo se van a sentir muy identificadas con su gran interpretación. Como premio a este estupendo trabajo Suranne Jones ganó el Bafta de este año a la mejor interpretación femenina en TV.

Y digno de mención es el creador de Doctor Foster, Mike Barlett, donde ha escrito una historia grandiosa en término femenino, donde la decencia y el orgullo se justifica para llegar al fin deseado.

Sufrimiento excesivo

Si tengo que ponerle alguna pega a Doctor Foster no le pongo una, le pongo dos. En primer lugar nos muestra ciertas situaciones y reacciones de ella que son bastante exageradas o, por lo menos, a mi me lo parece. Sin ir más lejos, la primera sospecha me parece muy exagerada. No digo nada más que sino me castigan porque hago spoilers. Y en segundo lugar, aunque la Doctora Foster tiene una personalidad muy fuerte, da la sensación que es ella la que quiere continuar con esta tortura. Como que necesita este malestar cada vez más. ¿Por qué seguir con este sufrimiento continuo, pudiendo acabar de forma más práctica?

Conclusión

Como dije al principio, Doctor Foster es una serie de pocos capítulos, un total de 5. Así que es fácil y rápida de ver. Además utiliza una elegancia bárbara en mostrarnos el agobio, la tortura mental y el sufrimiento de su protagonista. Y la impotencia de ver cómo el resto de personajes apenas puede ayudarla. Afortunadamente, la serie no ha puesto los cuernos a sus seguidores y este año tendremos una nueva tanda de capítulos. Así que antes de que llegue su segunda temporada, lo mejor es ver la primera. Donde conocer a Gemma Foster deja mucho que pensar sobre la relación de pareja, la familia, el matrimonio y las infidelidades. Además lanza una cuestión para reflexionar ¿Serías capaz de amar a dos personas a la vez?.

 

Jose Luis

Aficiones? Series y cine A TOPE¡¡¡¡¡