Pesadillas

Hoy vamos a hablar de la serie “Pesadillas (Goosebumps en inglés) que Netflix ha incluido en su catálogo, muy conocida por aquellos niños de los 90‘ los cuales crecimos viendo esta serie (fueron unos pocos años, 3 concretamente, pero los suficientes para recordarla). Qué recuerdos…

(Melancolía ON).

Qué recuerdos…

En cuanto empiezas un capítulo, suena esa melodía pegadiza (del vídeo de arriba :)) que nos traslada 20 años atrás, momento de disfrutarla. Y finaliza con esa frase de voz grave: “Temblad, temblad, que miedo vais a pasar“. La verdad, una intro curiosa y que tengo en alza por melancolía, que os voy a decir, crecí con ello.

La serie

Los capítulos son cortos y cada uno es una historia diferente. Las historias están basadas en los libros de R. L. Stine el cual aparece en la intro de cada uno de los capítulos, ¡véis, es maravillosa!

Como ya he dicho cada capítulo tiene una historia diferente, suele ser corta, los capítulos duran alrededor de 20 minutos y está dirigida al público infantil-juvenil. Si queréis se la podéis poner a vuestros hijos a ver si les gusta, os animo a probarla. Aunque el nombre sea tan claro, “Pesadillas“, luego no dan tanto miedo, yo la veía con 8 años y dormía igual. Esto depende de cada persona. Pero vamos, el terror-miedo, como queráis llamarlo, es muy light. Hay capítulos con fantasmas, vampiros, desapariciones, montruos, zombies, misterios, hombres lobo…

Recomendación

Recomiendo verla para recordar aquellos tiempos de juventud y así, a la vez podéis disfrutarla con vuestros hij@s, ¡qué momento más bonito! Pero de verdad, será un rato de melancolía y recuerdos. Seguro que en ese momento se os vienen más cosas de aquella época, disfrutadlo.

Como curiosidad, en Enero de 2016 estrenaron la película “Pesadillas” basada en esta serie. He visto el trailer y obviamente, los efectos especiales y la imagen es mucho  mejor, pero sigue teniendo es terror-miedo light que te lleva a tu infancia, pinta muy bien.

(Melancolía OFF)

 

Santi

Seriéfilo, cinéfilo, cofundador de El Rincón de Netflix, mi niño.