Sucesor Designado (Designated Survivor)

En este nuevo post en El Rincón De Netflix os voy a hablar de la serie estadounidense ‘Designated Survivor’ (Sucesor Designado).

Sinopsis

En este fascinante thriller político, el destino de Estados Unidos depende de un funcionario de rango medio cuando el gobierno queda diezmado tras sufrir un ataque. Tom Kirkman, un miembro del gabinete de Estados Unidos, debe tomar repentinamente las riendas del Gobierno después de que una bomba mate al presidente. Tras el atentado, el presidente Kirkman enfrenta a un gobernador rebelde y emergen teorías de conspiración. El FBI comienza la caza de los terroristas.

Personajes

El principal protagonista es Tom Kirkman (Kiefer Sutherland), ya que él es quien asume el control del gobierno de los EE.UU cuando es atacado. El punto débil de Tom es su mujer, Alex (Natascha McElhone), la improvisada primera dama por lo que tiene que abandonar su trabajo como abogada especializada en igualdad de género. Además de su mujer, la familia del presidente también está formada por sus dos hijos, Leo (Tanner Buchanan) y Penn (Mckenna Grace).

Tom Kirkman cuenta con un gabinete de gobierno formado por Seth Wright (Kal Penn), un escritor de discursos presidenciales, que pasa a ser el secretario de Prensa y encargado de las ruedas de prensa debido a la ineptitud de su antecesor. El presidente también cuenta con la ayuda de Emily Rhodes (Italia Ricci) y Aaron Shore (Adan Canto), los dos jefes de gabinete presidenciales que cuentan con una tensión sexual no resuelta.

Los personajes de la serie se pueden dividir en dos apartados, los que forman parte del gabinete del presidente y los que resuelven la investigación de quienes son los responsables del atentado y de otras cuestiones que se plantean a lo largo de la serie. Esta parte la encabeza Hannah Wells (Maggie Q) junto con su compañero Jason Atwood (Malik Yoba), quien también se tiene que enfrentar a problemas familiares. El presidente es escoltado por Mike Ritter (LaMonica Garrett), que asciende con su jefe a máximo responsable de su seguridad. Además, es el encargado de coordinarse con el FBI para investigar la trama criminal del atentado.

Presidente por sorpresa

Esta es la premisa de este drama policiaco, catalogado por muchos como una ”americanada”, y es cierto que en varias escenas  -sobre todo en el último capítulo- lo demuestra. Esto, por una parte, es lógico ya que se emite en ABC (cadena muy importante en EEUU) y quiere llegar a un público bastante amplio, haciendo de ella una serie casi familiar ya que no es como Crashing o Greenleaf  que se emiten en canales más minoritarios y que buscan otro tipo de público.

Segunda temporada a la vista

Designated Survivor (Sucesor Designado) ocupará las noches de los miércoles otoñales en la cadena estadounidense ABC y Netflix será la encargada de distribuirla internacionalmente (incluido España). Se espera que siga llegando semanalmente, tal y como se ha hecho con la primera temporada, con dos semanas de retraso respecto a su emisión debido al doblaje. Además, lo más posible es que la segunda temporada también se divida en 2, como también se ha hecho con la primera, algo típico en las cadenas americanas.

Conclusión

Serie totalmente recomendable y que te deja enganchado semana a semana esperando al siguiente capítulo. Para mí, los mejores capítulos fueron los 10 primeros ya que son los que se centran en las consecuencias del atentado y en la adaptación de presidente en su cargo. La trama policial es muy importante y la trama familiar no tiene mucha importancia.

En los siguientes capítulos, ya hay una cierta estabilidad política en EEUU y la mayoría de tramas se centran en aprobar leyes, aumentando el protagonismo de la primera dama. Tampoco se pierde la trama policiaca, cuyo protagonismo va en aumento en los últimos episodios.